Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.Paulo Coehlo

Quiero dar las gracias a todas esas personas de todo el mundo que cada día comparten de manera generosa y sin esperar nada a cambio, todos sus conocimientos culinarios , para que otras personas como yo , puedan aprender a elaborar sus creaciones o las recetas más tradicionales de su país y disfrutarlas con mi familia alrededor de una mesa. Gracias por enseñarme a cocinar un poco mejor cada día.


viernes, 8 de abril de 2016

Tarta de Manzana con Sirope de Ágave

Hola , de nuevo estoy aquí para dejaros una receta de tarta de manzana de las de toda la vida , pero con una pequeña variante, en vez de utilizar azúcar he utilizado sirope de ágave.
He oído hablar muy bien de este producto. 
Tiene un gran poder edulcorante, un índice glucémico bajo y funciona bien en la elaboración de  repostería. 
Aquí os dejo la receta para que lo comprobéis y opinéis si es vuestro gusto.  




Estas cantidades son de una tarta pequeña para un molde de 18 cm  y el vaso para las medidas tiene una capacidad de 220 ml.

Ingredientes

1 manzana de tamaño medio para la masa.
1 manzana de tamaño medio a rodajitas para decorar.
½ vaso de sirope de ágave.
½ vaso de leche.
½ sobre de levadura química.
1 vaso de harina floja.
2 huevos.
1 chorrito de zumo de limón.
Brillo para tartas (opcional).




Elaboración

Untamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla y luego espolvoreamos con harina para que nuestra masa no se pegue al molde.
Precalentamos el horno a 160ºC.
Con una batidora o con el procesador que tengamos, trituramos todos los ingredientes de la masa juntos, asegurándonos de que no quedan grumos, ni trocitos de manzana.
Cuando tengamos una crema homogénea volcamos sobre el molde que hemos preparado anteriormente.
Cortamos una de las manzanas a rodajitas para colocarlas encima la masa de forma más o menos ordenada ( yo en este paso soy un desastre).
Cuando el horno haya alcanzado la temperatura indicada, introducimos la tarta  y la dejamos cocer una hora. Pasado este tiempo pinchamos con una brocheta y si no sale limpia la dejamos unos diez minutos más aproximadamente.
Sacamos del horno y dejamos que se enfríe.
Desmoldamos la tarta cuando esté fría y pintamos con el brillo para tartas o mermelada que más nos guste.
Espero que os guste y que disfrutéis del fin de semana.
Un abrazo

1 comentario:

  1. Me encanta tu blog he probado a hacer algunas recetas y me ha gustado el resultado ,Voy a probar esta y espero la siguiente pronto
    Sigue asi, enhorabuena

    Ana Maria

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios.